Un poco de historia acerca de las tiaras…

Un poco de historia acerca de las tiaras…

Estos objetos han jugado un papel en la historia que va desde un elemento de utilidad para recoger el cabello, hasta motivo de distinción en distintos pasajes de la humanidad. En éste artículo te contaremos la evolución y simbolismo de las bandas, valerinas, peinetas, tocado, tiaras, coronas, etc.

Desde los primeros hallazgos arqueológicos se han encontrado indicios de que la gente portaba bandas de tela en la cabeza para sus labores cotidianas en la caza, la pesca, la recolección de frutos y semillas; la pelea contra invasores, etc. Su uso era funcional para que no les estorbara el cabello y para que no les escurriera el sudor, tanto hombres (era común que trajeran el cabello largo), como en mujeres.

Pronto la mitología y los dioses fueron representados con estos elementos, mismos que vemos representados en las pinturas conocidas posteriormente. Pronto la gente comenzó a darle poderes místicos (especialmente la gente pagana, con creencias distintas a las que se predicaban en las nacientes ciudades), por portarlos en la cabeza se tenía la creencia que eran un centro en el universo. Y de ahí comenzaron a agregarles telas diversas, cueros de animales, piedras preciosas, plumas de aves, conchas de mar, también los asociaron con la naturaleza, el bosque, el campo, los astros o la mar, de ahí que también incluían, piedras minerales, ramas de árboles frutales, cereales como el trigo que vemos en el caso de los dioses griegos y posteriormente en los romanos.

En cuanto a las coronas de metales, se comenzaron haciendo en hierro, luego de bronce. Se utilizaban para condecorar los triunfos de los guerreros en las batallas.

Años más tarde se convirtieron en motivos de poder y estatus, ya que solo las reinas y reyes las portaban; los ornamentos para estos casos ya iban en oro puro y piedras preciosas.

Los jerarcas de la iglesia usaban algo que se conocía como la tiara papal, que eran una especie de gorros alargados de tres secciones.

En la Grecia antigua las mujeres de clase alta que se casaban, les regalaban una coronita, ya que se tenía -y se tiene- la creencia que augura felicidad y protege a la novia de tener malos pensamientos y malas decisiones dentro de su matrimonio.

A partir de la boda real de la princesa Diana en 1981, en la cual llevaba una bella tiara, muchas novias comenzaron a usarlas en todo el mundo.

Toda esta parafernalia, creencias y tradiciones, sumado a cuentos de hadas, nos dá como resultado que las chicas luzcan estos bellos accesorios que hoy por hoy puedes llevar en ese día tan especial. Por qué no llenarte de glamúr con una tiara floral (estilo Boho que remite a los hippies del flower power de los años 60s) que haga armonía con la joyería, ramo, maquillaje, peinado y vestido.

Se debe tener cuidado de no exagerar con los elementos, texturas o colores ya que puede haber una saturación que rompa con la armonía.

Así que decídete y dale un toque especial a tu presencia en esa fecha tan esperada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *